i

Son las mencionadas Hermandades y Cofradías, las que hacen vivir, cronológicamente, la Pasión, Muerte y Resurrección de Cristos, en veintitrés “pasos” procesionales, desde el Domingo de Ramos al Domingo de Resurrección.

Desde el punto de vista estético y patrimonial, son unos pasos con unos extraordinarios valores artísticos, bordados, orfebrería y tallas que portan las distintas advocaciones de Cristo y María, que han sido realizadas por renombrados artistas, entre otros los ayamontinos Antonio León Ortega, José Vázquez Sanchez y otros tantos y tantos, incluso de carácter anónimo, que nos hacen ver, además de la riqueza patrimonial, la riqueza espiritual, sobre todo la implicación cristiana de todas y cada una de ellas. Dentro de esta página, vamos a intentar mostrarles parte de la historia de cada una de ellas, a aportarles algunos datos importantes de las mismas y a intentar transmitirles con imágenes los sentimiento cofrades de todo un pueblo unidos en torno a una creencia y a una forma de vivir la Fé.

 

Hermandad del Señor Triunfante en su Entrada en Jerusalén, Cristo del Amor y Nuesta Señora de la Salud.
Real Hermandad de Jesús Cautivo, Cristo de la Buena Muerte y María Santísima del Rosario.
Real Antigua, Ilustre y Fervorosa Hermandad y Cofradía de Nazarenos de la Sagrada Lanzada y María Santísima de la Esperanza del Mar.
Hermandad y Cofradía del Santísimo Cristo de la Victoria, Nuestro Padre Jesús de la Pasión y María Santísima de la Paz
Real, Ilustre y Muy Antigua Hermandad Sacramental Del Salvador y CofradÍa de penitencia de la Oración en el Huerto, Nuestro padre Jesús Caído y Nuestra Señora de la Amargura.
Cofradía de Nuestro Padre Jesús Nazareno y María Santísima del Socorro.
Pontificia, Real e Ilustre Hermandad Sacramental y Archicofradía de Nazarenos del Santo Entierro, Descendimiento de la Cruz y Nuestra Señora del Mayor Dolor.
Muy Antigua, Real e Ilustre Hermandad Franciscana de Penitencia de la Vera Cruz, Santo Entierro de Cristo, y María Santísima en su Soledad.
Hermandad de Jesús Resucitado y María Santísima de la Victoria.