TEMPLO DE SAN FRANCISCO

DATOS HISTORICOS

Situada en el Barrio de la Ribera, junto al Palacio del Marqués de Ayamonte, el antiguo Convento de San Francisco lo funda en el año 1527 doña Leonor de Manrique de Castro, viuda de don Francisco de Zúñiga y Guzmán y marquesa de Ayamonte, y lo aumenta en rentas y extensión una de sus descendientes, doña Teresa de Zúñiga, la duquesa de Béjar.
En el año 1648 ya había sido muy renovado, contando con una vivienda para cuarenta religiosos y escuela para niños, y posteriormente sufrió los efectos del terremoto de Lisboa de 1755.
En el siglo XIX, con las medidas de desamortización, el convento es abandonado, acabando arruinado, por lo que en la actualidad sólo queda en pie la iglesia.
Esta iglesia de San Francisco cuenta con una nave única a la que se le adosan una serie de volúmenes prismáticos, siendo el cuerpo de la nave la parte más antigua.

CAPILLA MAYOR

LEl Retablo Mayor, obra del siglo XVI, es de estilo renacentista y se compone de cuatro cuerpos y cinco calles, siendo básicamente un retablo pictórico de óleos sobre lienzo con esculturas en su calle central. Se articula todo ello mediante columnillas jónicas estriadas y entablamentos lisos, cerrando la composición grandes pilastras que abarcan todo el retablo y una cornisa en la calle superior.

 

NAVE CENTRAL

En la nave del Evangelio nos encontramos con un importante conjunto de elementos que completan el programa iconográfico y decorativo del templo, en el cuarto tramo, se encuentra la única capilla del templo, conocida como la capilla de San José, hoy de la Hermandad del Jueves Santo, fundada en 1759 por don Cristóbal Rivero González y doña Teresa de Aguilar Ovando. La capilla conecta con la nave a través de una sencilla portada conformada por un arco de medio punto flanqueado por pilastras y un frontón triangular cerrado por una cancela en la que se lee el nombre de los patronos. El interior de la capilla, de planta cuadrada, se cubre con bóveda de cañón con arcos fajones y lunetos, y decorada con motivos rectangulares de yeserías.

PREBISTERIO

El presbiterio, de igual anchura que el cuerpo de la iglesia, es de planta casi cuadrada y se separa del resto por un gran arco de medio punto peraltado, enmarcado por un simulado alfiz y adornado con pinturas. Se cubre con una rica armadura ochavada sobre pechinas de madera labradas en forma de abanico, obra de la primnera mitad del siglo XVI, aunque con posibles añadidos del siglo XVII.


NAVE CENTRAL

Traspasada la entrada de accede al sotocoro, sostenido por arquerías sobre columnas genovesas de mármol del siglo XVI.
El cuerpo central de la iglesia se cubre con uno de los mejores artesonados de toda la provincia de Huelva, de estructura dominante de par y nudillo a la que se añade paño intermedio, dando lugar a una artesa invertida.


EXTERIOR

Al exterior presenta una portada renacentista, a modo de porche. Se compone de un vano cerrado por una cancela de hierro que se enmarca por un par de columnas dóricas a cada lado, soportadas por gruesos pedestales y estriadas en sus dos tercios superiores, que sostienen un friso decorado con triglifos y metopas en las que se inserta un motivo estrellado que se repite en el artesonado del interior. Sobre las columnas descansa un frontón partido rematado por una espadaña con añadidos barrocos en sus aletas.


FACHADA PRINCIPAL

La primitiva portada de la iglesia, en el patio de ingreso, de principios del siglo XVI, presenta detalles de influencia portuguesa. se encuentra enmarcada por un alfiz que se prolonga hacia abajo en columnas adosadas. Se remata la portada con espadaña de doble cuerpo que cuenta con dos vanos balconados en el inferior y uno en el superior, flanqueados por pilastras, con adonos laterales rematados por pináculos.
Bien de Interés Cultural, esta iglesia está justamente declarada como Monumento, según aparece publicado en La Gaceta de Madrid en el año 1931.


HERMANDADES CON SEDE EN LA IGLESIA

En él se encuentra establecida canónicamente:
la Hermandad de la Sagrada Lanzada y María Santísima de la Esperanza del Mar.


la Hermandad de la Vera Cruz, Santo Entierro de Cristo y María Santísima en su Soledad.

 

Reseña Historia del retablo mayor de San Francisco.